¿Qué es el nombre Comercial?

Resolvemos tus dudas y te explicamos para que sirve

El Nombre Comercial es el signo o denominación que identifica a una empresa en el tráfico mercantil y que sirve para distinguirla de las demás empresas.

¿Te suena familiar el nombre de “Compañía de Servicios de Bebidas Refrescantes, S.L”? Vale, puede que no, pero seguro que si has escuchado hablar de Coca-Cola España y -en resumidas cuentas- eso es un nombre comercial: el apodo o mote por el que queremos ser reconocidos.

Muchas empresas gastan una fortuna para conseguir un nombre comercial “pegadizo”. Es mitad estrategia de mercadeo y mitad visión de negocios. De hecho, la identidad de una compañía, si se trabaja bien, es un activo de altísimo valor.

Si Estás Pensando En Registrar O Renovar Una Marca, Te Ofrecemos El Estudio Previo De Forma Gratuita, ¿Tienes dudas?

Alcance

El alcance de un nombre comercial bien elaborado es tal que existen profesionales del “naming” o “arte de llamar” y no iba a ser menos importante conseguir la exclusividad de uso sobre una puntual denominación. Cuando se registrar cualquier signo distintivo de una empresa, la misma se blinda jurídicamente de intentos de plagio, imitación y prácticas desleales.

Inversión

Invertir en un nombre sin poseer la titularidad es tan absurdo como poner ceniceros a una motocicleta. Es un completo despilfarro dinero. Cualquiera puede adueñarse de esa denominación con tan solo recurrir ante la OEPM, que es -en el caso de España- la institución encargada de la propiedad intelectual y cualquier trámite de registro o protección ante sus oficinas se considera una acción legal a favor del solicitante.

Un gran aliado

Si aún no has registrado el nombre comercial de tu empresa o comienzas a dar tus primeros pasos con un emprendimiento, no dudes en contactarnos. En EMPRENDECON conseguirás un aliado. Contamos con un equipo profesional multidisciplinario experto en registro de nombres comerciales, registro y renovación de marcas, diseños industriales y patentes, así como todo lo relacionado a registros mercantiles y de propiedad intelectual.

Diferencias entre nombre comercial, La razón social y marca

Pese a las similitudes que puedan tener una de otra, son instancias diferentes que se gestionan de manera distinta.
razon social

Razón social

Es la figura jurídica que representa a una empresa. Se tramita en un Registro Mercantil y, una vez listo, genera un número de CIF (Código de Identificación Fiscal). No tiene que coincidir con el nombre comercial o la marca (una empresa puede no tener nombre comercial) pero si es un requisito indispensable al momento de formalizar una compañía.

nombre comercial

Es la manera como queremos ser recordados y las marcas son cualquier otro signo distintivos de una empresa, producto o servicio.
Para entenderlo mejor, basta con pensar que si se tratase de una persona, la razón social y número de CIF son los datos del DNI; su nombre comercial seria el apodo por el cual lo tratan sus amigos y sus “signos distintivos” son los lunares en su rostro.

Ejemplos de razón social, nombre comercial y marca:

• Apple Inc es el nombre jurídico de la archiconocida empresa Apple, cuya marca se reconoce mundialmente por usar una manzana de logo.
• Otro ejemplo es el Grupo Modelo, que pesé a no tener nombre comercial, representa a la marca Cervezas Corona, la cual para poder incursionar en el mercado español debió -en un principio- transformar su nombre a “Coronita” debido a que el término estaba registrado por un fabricante local de vinos.
• Ocurre lo mismo con empresas como Zara que en realidad es, tan solo, uno de los ocho nombres comerciales y un alto número de marcas que maneja la multinacional española Inditex.

Si Estás Interesado En un nombre comercial no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario:

Contactar a través de Formulario

  • Los campos marcados con * son obligatorios
  • Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra política de privacidad y aviso legal.

    INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
    Responsable: María Rosa Ros Olivares (Emprendecon).
    Finalidad: Obtención de tu consentimiento para responder a las cuestiones que nos planteas a través de nuestro formulario de contacto.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
    Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el siguiente enlace: https:/politica-de-privacidad/

Preguntas Frecuentes de Nombres Comerciales

Es un trámite muy similar al que se ejecuta en la OEPM para una marca. Dicho tramite puede tardar entre siete y ocho meses incluso más si existe algún tipo de incidencia, por lo que es fundamental no equivocarse. Un pequeño error, así sea de tipeo como de planteamiento, puede entorpecer la solicitud.
Lo primero que debemos hacer es definir el nombre comercial que queremos. La selección del mismo, en una primera instancia, es un proceso creativo. No se aconsejan palabras poco eufónicas y difíciles de memorizar.
Seguidamente, si ya hemos definido el nombre comercial, se efectúa la solicitud. El trámite se puede realizar telemáticamente o de forma presencial en la OEPM.

Los documentos son evaluados inicialmente por el personal del OEPM y de no contener ningún fallo pasan a publicación (en caso contrario, el solicitante tiene un mes para contestar al suspenso). A partir de allí, comienza un lapso legal de dos meses para que cualquier persona (natural o jurídica) presente objeciones a la solicitud. De no ocurrir ningún inconveniente, se dictaría la Resolución de Concesión.

Es importante estar atentos ante cualquier comunicado de la OEPM y publicado en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial (BOPI), que es el único medio de difusión con que cuenta la OEPM para dar a conocer si una solicitud ha sido aceptada, impugnada o concedida.
En EMPRENDECON no solo podemos hacernos a cargo de tu registro, sino que también nos ocupamos de hacer un seguimiento constante del expediente para atender, de forma expedita, cualquier contrariedad. ¡Si no tienes tiempo que perder, solicita nuestros servicios!

Por otra parte, si contar con nombre comercial es una pieza clave en tu negocio o emprendimiento, recuerda que: Los nombres comerciales suelen tener mayor “engagement” que las marcas; lo que significa –de acuerdo a los expertos en mercadeo- que un nombre comercial genera mayor compromiso entre una empresa y sus consumidores.
El registro de nombre comercial tiene una vigencia de 10 años, prorrogable de manera indefinida, por el mismo periodo de tiempo. El proceso de renovación se puede comenzar seis meses antes de que la titularidad caduque. Es importante destacar que se considera como fecha de inicio el momento en que se solicita el registro ante la OEPM y no la fecha de aprobación. También hay un periodo de gracia de 180 días, pero no es aconsejable actuar fuera del tiempo regular, porque las tasas sufren un incremento de hasta 50%, sin mencionar que se corre el riesgo de sufrir algún tipo de suspenso o perder los derechos adquiridos.
Al igual que con las marcas, no se pueden registrar nombres comerciales previamente solicitados por un tercero, imposibles de representar gráficamente (olores, sabores o sensaciones), que sean muy genéricos o específicos sobre la actividad comercial a la cual representan o que resulten lisonjeros. Además, no proceden aquellos nombres comerciales adversos a las leyes y buenas costumbres, o que incluyan signos, escudos y banderas oficiales. También hay que tener especial cuidado con usar nombres, apellidos o motes de personas que no sean los titulares del registro y se deben evitar palabras o expresiones que se presten a confusión o sean idénticas a otras no registrados pero que gocen de cierta notoriedad en el territorio español.

Un error que ningún emprendedor o empresario se puede dar el lujo de cometer, es iniciar un registro de signos distintivos (marca o nombre comercial) sin comprobar la viabilidad del mismo.
Para ello basta con ingresar a la web de la OEPM y clicar donde pone “Bases de Datos de Marcas y Nombres Comerciales” y seguidamente en “Localizador de marcas”.

Una vez dentro podemos hacer una búsqueda por denominación o por elementos figurativos. En el primero de los casos solo debemos colocar la palabra o palabras de nuestro interés; mientras que la segunda opción es de bastante utilidad si queremos saber la factibilidad de una imagen, dibujo o logo.

En ocasiones no solo es suficiente que un nombre comercial sea único. Si guarda ciertas semejanzas con otra denominación o empresa (así no sea del mismo rubro) puede ser un elemento disruptivo del mercado. Imaginen lo disparatado que puede ser llamar a una marca de ropa infantil “El Pequeño Thompson” y luego nos presenta una oposición la marca «El Pequeño Thornton», el nombre no es el mismo pero el parecido fonético si.

Contratar un estudio de viabilidad es la opción más rápida y segura de conseguir un nombre comercial único, que no “choque” con cualquier otro ya existente y –además- nos allane el camino al éxito.
Si no estás seguro sobre el nombre comercial a usar, tienes varias opciones o quieres saber si existe algún registro previo, pregunta por nuestro servicio de viabilidad. Tenemos acceso a las bases de datos de propiedad intelectual más importantes de España y resto del mundo, así como los recursos informáticos y el personal capacitado para tal fin.

Aunque hacer un registro de nombre comercial resulta bastante económico, no siempre es lo más conveniente. Muchas compañías han logrado una cuota importante del mercado usando su denominación jurídica.

Aparte, muchas veces no conviene un nombre comercial, sino un registro de marca. Algunos productos son tan exitosos que se convierte en la mejor seña de identidad de un negocio o compañía.

Finalmente, si no eres un experto en marketing o leyes, consigue asesoría profesional. Intentar improvisar ante la OEPM puede ser una pérdida de valioso tiempo y resultados garrafales.

Beneficios de un nombre comercial registrado

Por otra parte, si contar con nombre comercial es una piza clave en tu negocio o emprendimiento, recuerda que un nombre comercial genera mayor compromiso entre empresa y consumidores.

Registrar de manera oportuna un nombre comercial (así como el resto de los signos distintivos) nos libra de la competencia poco leal y concede herramientas jurídicas para actuar en caso de que un tercero pretenda valerse de nuestra imagen para su bien.

Sí. Existen dos motivos por lo que una persona, natural o jurídica, pierde los derechos de uso sobre un nombre comercial: 1. La no renovación (lo cual se considera abandono). 2. No uso del mismo. Es de destacar que registrar un nombre que no se pretende usar, solo por mantener el control sobre el mismo, se puede plantear, ante un jurado, como una práctica abusiva.
Sí. Aunque no es buena idea dejar expirar un registro, es posible volver a retomar la titularidad del mismo -siempre y cuando- nadie se adelante. Al recuperar un nombre comercial se debe efectuar el trámite desde cero, lo que se traduce en más tiempo, papeleo y pago de tasas, perdiendo los derechos sobre el mismo y un valioso activo empresarial.
No. A diferencia de las marcas, no existe la manera de gestionar un registro de nombre en los países comunitarios. Se debe hacer una gestión diferente por cada país. En tal sentido, la titularidad emitida por la OEPM solo tiene vigor legal en el territorio español y no fuera de sus fronteras.

Si. A través de los boletines de la OEPM se accede a información esencial sobre nuevos registros, oposiciones o peticiones negadas. La publicación oficial está disponible, en formato digital a través del siguiente enlace (https://consultas2.oepm.es/bopiweb/descargaPublicaciones/).

En EMPRENDECON ofrecemos un servicio de vigilancia de expediente por los 10 años de vigencia. Cualquier novedad será comunicada de manera oportuna. También -de ser necesario- planteamos la posibilidad de interponer oposición a esos nuevos registros que interfieren en los derechos de nuestros clientes.

No, aunque por lo general quien solicita un dominio web hace lo posible por mantener una hilaridad o consonancia con su nombre comercial, no hay relación alguna entre ambos conceptos.

Una marca o nombre comercial previamente registrado puede reclamar, legalmente, un dominio que ha sido registrado de manera previa por un tercero.

¿Tienes alguna otra duda? Escríbenos a través del correo electrónico info@emprendecon.es para solicitar presupuesto de cualquiera de nuestros servicios.

Centro de preferencias de privacidad

Obligatoria

Estas cookies son necesarias para poder navegar, de una forma básica, por la web. No recogen ningún tipo de información de carácter personal, solo hábitos de navegación.

gdpr

Other

Estas cookies pueden ser prescindibles a la hora de navegar por la web. No obstante, el no permitir su uso puede ocasionar restricciones en algunas funcionalidades.

_ga, _gat, _gid

Ir arriba